Cátedra UNESCO de
TURISMO CULTURAL

UNTREF/AAMNBA, Buenos Aires, Argentina.
Actividades

El patrimonio arqueológico de la región del Parque Patagonia
CUEVA DE LAS MANOS Y ALERO CHARCAMATA

Un recorrido por la inmensidad de este rincón de la Patagonia y su maravillosa riqueza arqueológica, donde sobresale Cueva de las Manos, Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1999, y sitios asociados de la cuenca del Río Pinturas, como Alero Charcamata, incluidos en la Lista Indicativa argentina desde 2018.



Parque Patagonia

La inmensidad de este rincón de la Patagonia invita a explorar majestuosos paisajes moldeados por glaciares y volcanes. La Meseta del Lago Buenos Aires, el Cañadón del Rio Pinturas y su maravillosa riqueza arqueológica con pinturas rupestres, volcanes, ríos, lagos y tierra de espectaculares colores hacen del circuito Parque Patagonia una experiencia para los sentidos.

Además de mostrar los atractivos paisajísticos de la región Noroeste de Santa Cruz, se hablará del trabajo de Fundación Rewilding Argentina con rewilding y el portal de acceso público del Cañadón Pinturas, el nuevo destino de senderismo y avistaje de fauna de Patagonia.

Cueva de las Manos

La Cueva de las Manos es una de las expresiones artísticas más antiguas de los pueblos sudamericanos. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999, se destaca la complejidad de su arte rupestre, que permite entender cómo vivieron aquellas sociedades del pasado.

A pesar de que la cueva es conocida por viajeros occidentales desde mediados del siglo XX, las investigaciones arqueológicas recién se iniciaron en la década de 1960, cuando Carlos Gradín comenzó a recorrer la zona y realizó el primer relevamiento de Cueva de las Manos, revelando las facetas de la vida y de la cosmovisión del mundo de nuestros antepasados.

En las pinturas se observan figuras que reproducen elementos relacionados con la vida cotidiana de los tehuelches y sus antecesores, antiguos pueblos cazadores-recolectores. Las más célebres y antiguas son las siluetas en negativo de las manos, en ciertos casos superpuestas, realizadas por antiguos métodos de estarcido donde el color se aplicaba en forma de aerosol soplado a través de los huecos medulares de pequeños huesos de animales. Se observan también siluetas de animales como guanacos, choiques, piches y matuastos, que se estima eran los principales componentes de la dieta de los antiguos pueblos y, por ello, era frecuente que se mostrarán escenas de la caza colectiva de estos animales.

Alero Charcamata

Fue declarado Monumento Histórico Nacional por su belleza y gran cantidad de pinturas de alrededor de 7000 años. Se puede acceder sólo con guía habilitado. El ingreso se realiza por el Portal Cañadón Pinturas hasta la Estancia La Buitrera.

El Alero Charcamata, una especie de hendidura en la parte baja de una pared rocosa, se formó al final de las glaciaciones por acción del agua derretida de los glaciares, que fue socavando las montañas. En total mide 81 metros de largo, 24 metros de alto y 45 metros de profundidad

Las pinturas más antiguas de este alero se despliegan a lo largo de 60 metros y tienen 8700 años. También se han identificado otras con menor antigüedad: alrededor de 1100 años. La escena más singular es la de la caza de un puma, considerada una “figurita” muy difícil por los arqueólogos, ya que hay muy pocos a nivel mundial. Por doquier se ven símbolos geométricos, curvas, espirales, serpentinas y círculos que representan la luna llena. También hay en las paredes numerosos negativos de manos –apoyaban la mano y pintaban el contorno–, dos guanacas en pleno parto mirando hacia atrás a las crías, tal como en la vida real, y ñandúes. Los tintes son blancos, rojos, amarillos, verdes y violáceos, y se obtenían con óxido de hierro, cobre, manganeso y yeso en algunos casos, mezclados probablemente con sangre, orina o saliva.

El sitio fue descubierto en 1972 por el topógrafo Carlos Gradín –el mismo que hizo los estudios arqueológicos de las cercanas Cuevas de las Manos–, aunque fueron unos baqueanos quienes lo llevaron hasta el lugar

Como uno de los sitios asociados de la cuenca del Río Pinturas, esta extensión del sitio Cueva de las Manos está incluido en la Lista Indicativa argentina del Patrimonio de la Humanidad desde 2018.


 
Cátedra UNESCO de TURISMO CULTURAL

UNTREF/AAMNBA, Buenos Aires, Argentina | catedraunesco@turismoculturalun.org.ar